Relaciones Públicas: Verdades a medias, ¿mentiras completas?

marzo 2, 2007

Otra vez citaré a Benito Castro quien se plantea si decir una verdad a medias es mentir.

Concuerdo con él en que el portavoz se debe a la organización a la que pertenece, pero hay que ir más allá y resaltar que la organización se debe a la sociedad.

En este sentido, cuando la información pueda acabar perjudicando a la sociedad, no caben las medias verdades.

Pongamos el caso de la información privilegiada en momentos de movimientos bursátiles. Algunos directivos distribuyen a discreción la información entre sus allegados para que compren o vendan acciones para obtener grandes ganancias, perjudicando a accionistas minoritarios, rivales en los consejos de administración, autoridades y puede que hasta a la población, representada por los trabajadores y sus familias, ya que un desajuste brusco en el precio de la acción puede obligar a los gestores a tomar medidas que acaben afectando el empleo.

En comunicación es muy difícil establecer recetas genéricas e ideales, sino que hay que estudiar caso por caso y actuar en consecuencia.

Tags:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: