Relaciones Públicas: ¿Cómo impactar a una audiencia segmentada, no sólo por edad, sino por "alfabetización digital"?

noviembre 11, 2006

Arsenio Escolar cita ampliamente un estudio que se ha presentado en el marco de SIMO/E-life que se ha realizado en Madrid.

Tal y como señala Arsenio, el estudio ofrece una buena numeralia sobre cómo conciben el ocio digital los madrileños: tiene teléfono móvil el 92%, cámara de fotos en el móvil el 30%, ordenador el 58%, cámara digital el 43%, MP3 el 30%, consola de videojuegos el 24%…

El teléfono móvil yo lo asocio al trabajo, más que al ocio y en gran medida me pasa lo mismo con el ordenado (será la edad).

El estudio establece una tipología para comprender mejor la manera en que los madrileños se relacionan (o no) con los gadgets y cómo éstos impactan (o no) en su vida diaria y su ocio:

1. Mayores desconectados.
– Personas de más de 55 años, de estatus relativamente bajo, con un ocio muy tradicional tanto en el hogar como fuera de él.
– No consideran importante el ocio digital para ellos.
– Cuentan con muy poco equipamiento y no quieren tenerlo porque les parece complicado y lejano.

2. Desconectadas cultivadas.
– Mujeres maduras y de estatus alto, tienen un ocio tradicional aunque destacan por sus gustos relacionados con la lectura y las actividades de tipo cultural.
– No creen que el ocio digital sea importante para ellas.
– Cuentan con un nivel de equipamiento en la media aunque lo usan muy por debajo. No quieren tener más porque no les interesa.

3. Desconectados conocedores.
– Hombres y mujeres de mediana edad y estatus relativamente bajo, tienen un ocio tradicional y no muy variado tanto dentro como fuera de casa.
– Consideran ya familiares la mayoría de las categorías digitales, pero sólo tienen interés en especial por la TV digital y, en menor medida, por la telefonía móvil.
– Tienen un equipamiento por debajo de la media en función de su menor poder adquisitivo, aunque les gustaría tener más (la barrera es el precio).

4. Ejecutivos conectados.
– Hombres casados, mayores de 30 años y de estatus relativamente alto. En el hogar su ocio es relajarse y descansar, pero también les gustan los ordenadores e Internet. Fuera, el deporte.
– Les interesan los ordenadores e Internet, tanto a nivel personal como profesional.
– Tienen un nivel de equipamiento elevado, sobre todo en lo que se refiere a sus dos principales aficiones digitales.

5. Veinteañeros conectados.
– Son hombres y mujeres solteros, de entre 20 y 30 años, de estatus socioeconómico amplio. Su ocio en el hogar empieza a ser más tecnificado, fuera del hogar les gusta salir a comer o socializar con amigos.
– Les interesan los teléfonos móviles, Internet, la música y los videojuegos.
– Tienen un nivel de equipamiento medio, aunque su uso está por encima del de otros grupos (les gustaría tener más). Los segundos que más usan Mp3.

6. Parejas modernas conectadas.
– Hombres y mujeres entre 20 y 40 años, viviendo en pareja, y de estatus relativamente alto. Su ocio es más variado que grupos anteriores, realizan actividades culturales, visitas, excursiones…
– Todas las categorías ya les son familiares, pero destacan por la importancia que le conceden a la TV digital.
– Tienen un nivel de equipamiento de los más elevados.

7. Adolescentes hiperconectados.
– Chicos y chicas de entre 15 y 19 años, de estatus amplio. Su ocio está fuertemente tecnologizado, y cobra en él especial importancia la comunicación con sus amigos (chat, móvil, etc.).
– Son los más afines a todas las categorías digitales salvo las más adultas (TV, imagen digital, GPS).
– Su nivel de equipamiento es el más elevado y el uso que hacen de él es el más intensivo también.


El móvil se ha convertido en el mejor canal para impactar a todo tipo de audiencias con fines publicitarios y de relaciones públicas. Sería interesante conocer la información sobre la manera en que el ocio digital ha hecho que las distintas audiencias dejen de realizar actividades de ocio tradicional, si el mismo ocio digital complementa o enriquece en el ocio tradicional (por ejemplo, en el momento de buscar información sobre un destino turístico o en el mismo sitio, a través de sms o podcasts).

Lo que está claro es que para impactar a segmentos de edad a partir de los 45/50 años (independientemente del sexo) los medios tradicionales siguen siendo imprescindibles, mientras que conforme baja la edad de los consumidores ocurre exactamente lo contrario, y el abanico de posibilidades hace que resulte muy difícil establecer cuál es el mejor camino para alcanzarlos e influir en ellos.

Tags:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: