Relaciones Públicas: Las agencias de RRPP y los blogs

marzo 12, 2006

Habrá que dejar de leer blogs.

La negra mano de las agencias de relaciones públicas intoxica la conversación y convierte a las bitácoras en instrumentos oscuros para promover agendas malignas de clientes malignos.

Hombre, no es para tanto, pero hay algunos que así lo piensan.

Medios como el WSJ alertan sobre la posibilidad de que los contenidos de los blogs estén siendo teledirigidos por las empresas o las agencias de comunicación que las contratan.

El caso Fon causó mucho revuelo, en parte por la mala gestión en la comunicación de algunos miembros de la empresa, la verdad sea dicha.

Ahora, es el New York Times (Registro) el que “denuncia” una campaña de Wal-Mart, la empresa distribuidora más grande y denostada de los EU, y llevada a cabo por la agencia de comunicación Edelman (en la que hay excelentes profesionales y amigos).

El caso se resume en que desde la agencia se remitieron mensajes a diversos blogs y en éstos se publicó la información sin indicar su procedencia.

Iñigo Sáenz, a quien respeto como periodista, indica lo siguiente:

Algunos comentan que el artículo del NYT sólo es un intento más de los grandes medios de desprestigiar a los blogs. A fin de cuentas, la acusación se refiere a una práctica tan extendida en el periodismo como las conferencias de prensa. Los periodistas son cada día más perezosos, en el caso de los medios pequeños no tienen mucho tiempo para encontrar sus propias historias, y encuentran demasiado sencillo alimentarse de información facilitada por gabinetes de relaciones públicas.

A diferencia del caso reseñado por el NYT, la información no siempre consiste en un par de folios. Los tipos inteligentes entregan, además de contactos para hablar del tema en beneficio del que paga la minuta, todo tipo de material gráfico que puede servir para ilustrar la historia.

El caso de Wal-Mart demuestra que en EEUU ya hay empresas que han orientado su antena hacia los blogs y son conscientes de su influencia. En el mundo de la comunicación, influencia es sinónimo de manipulación potencial. Si convences a una persona que influye en otras te ahorras un montón en publicidad y horas de trabajo.


No puedo estar de acuerdo con el “espíritu” de estas palabras.

Para quienes nos dedicamos profesionalmente a las RRPP y que comenzamos a tratar a los blogs la pérdida de su credibilidad sería una mala noticia.

Las agencias de relaciones públicas tienen un hueco en países democráticos, que cuentan con medios más o menos independientes.

Su papel es ayudar a empresas que pagan por sus servicios a que éstas contribuyan en la discusión pública sobre temas que interesan a públicos muy diversos. Para lograrlo, echan mano de distintas herramientas (notas de prensa, fotografías, vídeos, etc.) y realizan una serie de tácticas (conferencias de prensa, organización de eventos, viajes, etc.).

A los informadores y líderes de opinión se les facilita material y se les convoca a distintos actos para que conozcan la visión de una empresa determinada.

Pero sólo si los periodistas consideran relevante la información facilitada le darán cobertura mediática, es decir, aparecerá en “los papeles”, se escuchará en la radio o se verá en televisión. Si el material es irrelevante, no obtendrá ninguna atención de los medios y estará condenada al silencio.

Hay que destacar que cuando alguna noticia facilitada por un gabinete de comunicación obtiene la ansiada cobertura, los medios no identifican de dónde obtuvieron la información, entre otras cosas porque, así lo entiendo, entorpecería el discurso de la nota. (Aunque los amigos de Mobuzz sobreimpresionan sus “vías” en cada show).

Ante la creciente visibilidad e influencia de los blogs, no es de extrañar que los profesionales de las RRPP contactemos a l@s bloguer@s y les hagamos llegar información sobre temas que podrían serles relevantes a ell@s en lo personal y a sus lectores en lo general.

Asimismo, se les está invitando a cubrir eventos o, incluso se les está remitiendo productos de diversos tipos.

Al igual que con los medios, se sabe de esto cuando se publica algo al respecto. Pero también habrá un montón de “noticias” que pasan desapercibidas en los blogs, simplemente porque no interesan a l@s bloguer@s.

No estaría de más que cada vez que un blog publique algo indicara la fuente. Conozco cientos que lo hacen y que incluso se toman la molestia de hacérselo saber al autor a través de un trackback.

Pero… ¿y si no lo hacen? ¿Están incurriendo en una deslealtad con sus lectores? Es un tema difícil de establecer de una manera tajante. No parece ser que haya fórmulas mágicas que solucionen las dudas (también legítimas) a gusto de todos.

Quizás haya una serie de indicadores básicos a tener en cuenta: tener alguna relación económica o política con una organización determinada, por ejemplo.

Tal y como indica Iñigo, la transparencia es la clave, pero, ya metidos en el tema, ésta tendría que ser igual para todos: blogs y medios de comunicación tradicionales.

¿O no?

¡Vaya parrafada de domingo la que acabo de escribir!

Tags:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: